martes, 13 de noviembre de 2007

Que hicimos en caso de incendio

Lunes 11 horas, facultad de informática (y telecomunicaciones). Lugar: cafeteria (of course!), desayunando placenteramente… Un ruido ensordecedor atormenta la sala, después se suma otro!, nadie hace nada, unos miramos a otros.

El encargado de la cafetería voló a por una silla y un destornillador. Lo abrió tan rápido como pudo y con el destornillador en mano arrancó cables y desactivó el aparato, dejando de sonar.

Era la alarma de incendios pero allí nadie salía corriendo! yo cogí mis cosas y mi desayuno que ya había pagado, y me dirigí a la “terraza-zulo” o zona fuera del edificio. Me senté y disfruté de mi desayuno mientras veía la gente bajar y salir del aulario.

Después salí con mi compañero a la entrada del aulario. Todos salían casi forzados por los dirigentes, parecía que todos quería rescatar sus cosas y al profesor/a del fuego!

Simulacro. Sin avisar. Creo que fue un desastre, si el fuego hubiera sido real e increiblemente explosivo, yo hubiera podido terminar mi desayuno y quemarme plácidamente.

Tras terminar todo, me acerqué al aula 0.4. Era todo muy extraño, olía como a cerebro quemado.. Sí! estaban dando clases, nadie había salido de allí… El profesor se quejaba del ruido de la gente saliendo y el revuelo típico del que está pasando! pero el seguía ahí, en lo más alto dando clase. Moriré dando clase … aúnque tenga que arrastrar conmigo a 50 alumnos!

En fín, esperemos nunca pase nada. Y que no nos toque un profesor así!! xD

Saludos

Publicar un comentario